La clave principal para enfrentarte al envejecimiento es saber realmente tu edad biológica. Esta edad biológica se determina a través de los denominados: Telómeros
El código genético humano completo consta de 3.200 millones de letras. Se dividen en 23 “paquetes” llamados cromosomas, y en promedio un cromosoma contiene aproximadamente 1000 genes diferentes.
Al microscopio, un cromosoma tiene una forma típica de X y debe copiarse por completo con cada división celular. Sin embargo, con cada proceso de copia, los brazos de un cromosoma (los llamados telómeros) se acortan.
Si los brazos se vuelven demasiado cortos, la célula entra en modo de suspensión donde ya no cumple su tarea adecuadamente y daña el tejido circundante. Esta condición se llama senescencia. Con el aumento de la edad, se acumulan más y más células “dormidas”. Este proceso se llama envejecimiento.

Ciertos estilos de vida, como fumar, enfermedades y estrés oxidativo, así como las predisposiciones genéticas, aceleran la descomposición de los extremos cromosómicos. Pero también hay un gen (telomerasa) que puede extender los telómeros nuevamente y así rejuvenecer el tejido. Ciertas sustancias contenidas en los alimentos pueden activar este gen
(vitamina D3, ginkgo biloba, resveratrol de uvas, N-acetilcisteína, vitamina E) y, por lo tanto impedir el proceso del envejecimiento.

Factores que influyen en la actividad de la telomerasa
La actividad de este gen de la telomerasa está influenciada por factores como la dieta y la genética. Las personas con una versión específica del gen PPARG podrán aumentar el efecto rejuvenecedor al adherirse a una dieta mediterránea. Sin embargo, si tiene la variante desfavorable de este gen, la dieta mediterránea no tiene ningún efecto en los extremos cromosómicos.
Las personas que tienen una variación genética disruptiva en el gen BICD1 generalmente tienen extremos cromosómicos más cortos (se puede comparar con una persona que tiene entre 15 y 20 años). El uso de ácido acetilsalicílico (nombre comercial: aspirina) también reveló que activa la telomerasa y, por lo tanto, rejuvenece el tejido, pero solo en personas que tienen una variante genética favorable en el gen TERT. Micronutrientes que pueden activar la telomerasa
Se ha demostrado que ciertos micronutrientes activan la telomerasa. Un estudio de vitamina D, por ejemplo, reveló que su ingesta regular durante un período de 16 semanas aumentó la actividad de la telomerasa en un 19,2%. Además, sustancias como el resveratrol en el vino tinto, el ginkgo biloba, la N-acetilcisteína y la vitamina E también pueden activar la telomerasa y así rejuvenecer el tejido.

¿Qué puedes hacer para controlar tus telómeros?
Como nunca le han diagnosticado cáncer, se recomienda asegurarse de que sus extremos de telómero/cromosoma permanezcan el mayor tiempo posible. Los telómeros largos mantienen el tejido y las células jóvenes y saludables. Por esta razón, debe evitar las siguientes influencias ambientales que acortan los telómeros:
➤ Fumar
➤ Obesidad
➤ Falta de ejercicio
➤ Estrés oxidativo
Hay ciertas sustancias que pueden ingerirse a través de su dieta, que extienden los telómeros. Las siguientes sustancias aumentan la actividad de la telomerasa, manteniendo así el tejido joven y saludable. Por lo tanto, deben ingerirse regularmente a través de su dieta:
➤ Vitamina D3
➤ Omega-3
➤ Vitamina E
➤ Ginkgo Biloba
➤ Resveratrol de uvas o vino tinto

En DROPSATHOME hemos desarrollado 2 test con los cuales podemos determinar esta edad biológica y además el nivel de antioxidantes que tenemos actualmente para poder reestructurar nuestra dieta y estilo de vida.

Categorías: Antiaging

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *